La razón por la que no conseguimos los propósitos de año nuevo

“En el 2012 voy a perder unos kilos..  voy a apuntarme al gimnasio y voy a hacer vida sana !!”,… “Para el 2012 voy a dejar de fumar, voy a beber menos y por lo tanto voy a ahorrar!!”…

¿Te suena esto?

A unos días de terminar el año 2011, tal vez te encuentres reflexionando acerca de lo que te gustaría conseguir para el nuevo año. O tal vez ya no te motive formular nuevos propósitos…. tal vez porque nunca te ha funcionado, no los has conseguido y encima te has sentido frustrado.

¿Por qué normalmente no conseguimos alcanzar los propósitos de año nuevo? Sigue leyendo

Anuncios

¡Descubrimiento personal en el Bosque!

la casita del bosque 084Es el primer taller dinámico que parte de la ACCIÓN para llegar a la REFLEXIÓN durante un vivencial por el Bosque.

Un grupo reducido de jóvenes  profundizarán a través de un programa de 3 etapas las respuestas sobre:

 

“¿QUIÉN ERES?→¿QUÉ QUIERES?→ ¿CÓMO LO VAS A CONSEGUIR?

¿Te apuntas?

 
 

  • Descubre lo que vas a hacer ahí fuera a partir de lo que ya eres y llevas dentro.
  • Vive un fin de semana en un entorno de belleza natural salvaje para ayudarte a desconectar de tanto “ruido” y estimulación externa y poder conectar con lo que de verdad importa: tú mismo
  • 2 días muy completos donde iremos “escalando” 3 etapas de aprendizajes en un recorrido real por el bosque a pie.
  • Se trata de encontrarnos un poco más a nosotros mismos, saber qué nos hace únicos, qué podemos aportar en nuestra sociedad, qué es lo que más va con nosotros y cómo podemos encajarlo todo para vivir una vida con propósito desarrollando nuestros talentos. Sigue leyendo

Cambio radical: me voy a vivir al bosque

el-blog-de-la-abuela-026Despertar en el centro de Madrid: 

“Siento calor asfixiante en mi piel…. calor paralizante que no te deja despertar. Quiero volver a dormirme y amanecer en otro lugar. Oigo mucho ruido. Ruido molesto que entra por las paredes desde la calle. Coches, motos, pitidos, un hombre hablando por teléfono.. pero el peor de todo eres tú: taladro de cemento. Sigue leyendo