Cómo he pasado del mayor disgusto a la euforia creativa en menos de 24 horas

Hoy estoy en erupción volcánica! Es increible como en tan solo 24 horas he conseguido cambiar a un rumbo mejor después de llevarme el mayor disgusto del año.

Siempre lo he dicho: “Cuando las cosas no salen como quieres, haz algo mejor”. Y esta vez me he lucido y me siento con tantas energías que me gustaría compartirlo.

Ayer fui a reunirme con la Universidad Francisco de Vitoria para concretar últimos puntos de cara al nuevo curso que impartía en 15 días. Un curso para emprendedores rurales que repetía gracias al éxito del anterior. Y qué cara se me queda cuando llego a la reunión y me dicen que han suspendido los fondos y el curso se cancela. Imagino que la misma que se le queda a cualquier trabajador al que echan de su trabajo. Así me quedé: hundida. Sigue leyendo

Anuncios

Antes de seguir, evalúa ¿cómo he llegado hasta aquí?

Ya han pasado mas de 2 años desde que me fui de Chueca para venir a vivir al bosque y repasando mis “cuadernos de metas” siento que llega el momento de parar y reflexionar sobre mi modelo de vida.

¿Nunca te has sorprendido a tí mismo leyendo sobre algo que escribiste en el pasado que querías conseguir y de lo que estabas disfrutando en esos momentos? A mí esto me ha pasado muchas veces ya que desde pequeñita tiendo a escribir “cuadernos de metas” en los que me proyecto hacia un futuro ideal. Ahora los llamo así pero antes eran “diarios” y recuerdo la primera vez que me soprendí a mi misma leyendo todo un diario del tirón y comprobando cómo casi todos los deseos se cumplían en las páginas siguientes. Aquí descubrí la magia de escribir y poner por escrito aquello que deseas. Sigue leyendo

A Santiago por el camino primitivo

Desde Oviedo hasta Santiago por el camino primitivo en bici en 6 etapas.

Tras una semana de entrenamiento con la bici, Kike y yo emprendimos el camino de Santiago por la vía mas abrupta y montañosa de todas: el camino primitivo. La experiencia ha sido agridulce. Las etapas duras durísimas y las llegadas muy gratificantes.

 El factor mental ha jugado un papel fundamental en cada pedalada ya que si por un momento pensabas “ya no puedo más”, automáticamente te veías apoyando un pie y sacando la lengua al borde del ataque. Y si pensabas “un poco más” te veías tirando millas.

Una buena preparación física es fundamental pero sin lugar a dudas, el control mental es determinante para llegar bien o mal. Enfocándome en el paisaje, en el aire fresco ó en los olores, hacía que en vez de sufrir disfrutara del camino.

Ir acompañada de alguien que está contigo en todo momento, que te anima y tira de tí y a la vez tú tiras de él, facilita las cosas. Juntos nos ayudábamos a distraer la mente en puertos duros y a cuidarnos en las paradas con frutos secos y agua.

Ha sido muy interesante pasar tantas horas subida en la bici en medio de paisajes de montaña, con mi pareja, recorriendo juntos un reto duro de conseguir. Nos ha unido todavía más y nos ha dejado una semilla que crecerá con nosotros a dónde vayamos.

Ánimo a todo el mundo a recorrer el camino de Santiago. Es una experiencia que merece la pena.

 

Después de la tormenta siempre llega la calma

El taller de primavera “Descubrimiento Personal en el Bosque”  ha sido IMPACTANTE. Después de haber pasado por talleres con “tormenta perfecta” y “nevadas siberianas” creía que ya nada me podría sorpender. Me equivoqué. La tormenta eléctrica más grande en nuestra historia en el bosque ha tenido que caer justo en pleno trabajo interior. Nos ha sacudido por dentro y por fuera dejándonos sin luz toda la tarde y a dos velas. ¿Cómo nos ha dejado esto? Sigue leyendo!

10.00 de la mañana del sábado. Ermita de Nuestra Señora de Gracia. Ha Sigue leyendo

Pico y pala. Entrar en acción inteligente

Una vez has “preparado el terreno”, ya has “quitado las malas hierbas” y has definido exactamente “qué quieres sembrar” llega el momento más importante: Coger el pico y la pala y entrar en acción inteligente.

 ¿Qué quiere decir esto?

Qué ahora toca ponerse en marcha y hacer lo que hay que hacer. Toca salir de la “zona de confort” en la que habitualmente te mueves para entrar en la “zona de expansión” ó aprendizaje. Sigue leyendo