Salir de la ciudad y vivir cerca de la naturaleza montándotelo por tu cuenta

Cada día que alguien pasa por mi casa me habla de una misma insatisfacción. Desde el técnico de internet al que arregla los electrodomésticos, pasando por mis clientes y amigos… TODOS tienen en común algo: no les gusta vivir en la ciudad.

Y es que viviendo con tantos coches, pitidos, malos olores, gente estresada, caras tristes en el apelotonado metro, semáforos parpadeando, obras interminables y un largo etcétera…. yo me pregunto ¿cómo se puede vivir feliz en la ciudad y no morir en el intento?

Entiendo que las oportunidades están en la ciudad y hay que estar ahí cerca,  pero desde hace un tiempo las cosas están cambiando y ahora esas oportunidades escasean. El que no encuentra trabajo (que ya casi asciende a un 25% de la población)  y tiene que pagarse el piso, tal y como está el nivel de vida en la ciudad, lo tiene crudo.

Como decía yo cuando vivía en el centro: “aquí hay de todo, pero nada para mí”. Me sentía así porque si quería ir a un restaurante que me gustaba casi siempre había que esperar porque estaba lleno, si quería pasear me sentía haciendo cola por la Gran Vía y en general, cada vez que iba a cualquier sitio, me sentía una más entre 4 millones de habitantes.

Ahora cada día me levanto descansada, feliz de recibir los buenos días de mi novio y mis animales. Oímos el gallo cantar y hasta el burrito Flecher viene a que le demos desayuno a la puerta de casa!  Nos tomamos un zumo de naranja y leemos el periódico por internet y después solemos dar un paseo con los perros por el bosque. Hoy mismo, me he quedado en una roca tomando el sol un ratito, permitiéndome el lujo de parar antes de empezar.

Y eso se lo que pasa, que la gente cuando viene y ve cómo es vivir en una finca rodeados de naturaleza y animales sienten un anhelo de un estilo de vida que les gustaría vivir.

Nosotros nos lo hemos montado por nuestra cuenta y nos sentimos privilegiados de poder disfrutar de nuestra casita cada día, hacer proyectos familiares y tener un montón de tiempo libre para disfrutar. A veces nos acordamos de cómo era nuesta vida antes de dar el cambio: “¿te acuerdas cuándo te levantabas a las 6 de la mañana de noche todos los días para meterte en la oficina hata las 18.00?”-  “pufff.. no me lo recuerdes.. y encima el atasco mañanero y el de por la tarde que me hacían estar en el coche 2 horas cada día”.

Yo os animo a todos lo que siempre hallais soñado con dar un cambio de rumbo en vuestras vidas para vivir cerca de la naturaleza. He comprobado que no hace falta que se den todas las circustancias ideales para poder hacerlo. Yo misma me fui con un sueldo de telemarketing a media jornada. Eso sí, trabajando desde casa. Y desde entonces he recibido las mejores oportunidades de trabajo que me podía imaginar y siendo compatibles con mi vida a 50 km de Madrid.

Este viernes 9 de Diciembre doy una conferencia en El Escorial para aquellas personas que deseen irse fuera y montar algo por su cuenta. Daré claves para emprender!

Te invito a asistir!!

Puedes ver la información aquí: http://coachingaccion.com/taller/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s